fbpx

Legitimación del intrusismo laboral

Legitimación del intrusismo laboral

20 diciembre, 2011 Trabajo 1

La legitimación del intrusismo laboral se puede considerar un derecho que adquieren los trabajadores al realizar una función determinada y ejercerla con la misma capacidad que otro compañero con la titulación requerida para el puesto.

No es la definición del diccionario de la RAE, aunque podría serla.

A pesar de que este post me creará más detractores que seguidores y, aunque no lo espero, seguro que también surgen, algún que otro enemigo y defensor acérrimo de lo contrario a lo que yo expreso, he de decirlo.

¿Pero, dónde se admite el intrusismo? En medicina, farmacia, enfermería, fisioterapeuta, y todos los derivados de sanidad, por supuesto no. ¿En qué otras profesiones no debe admitirse? Pilotos, controladores aéreos… Militares, policías, bomberos… La lista sería muy larga. Pero voy a ceñirme al caso que nos ocupa.

Probablemente quien lea estas líneas sea periodista, publicista, diseñador, programador, escritor o marketingniano. ¿Quién de vosotros ha trabajado única y exclusivamente en aquello de lo que dispone un título oficial para ejercer? ¿Seguro?
Para bien o para mal, todos hemos hecho de todo un poco; desde llevar los cafés hasta dirigir un equipo de ventas; desde diseñar un logotipo hasta ponerle voz a la locución de una cuña radiofónica; desde documentar un artículo hasta presentar las noticias en una televisión local; desde añadir los meta-tags de una web hasta vectorizar una imagen; desde idear un slogan hasta escribir una novela (publicada o no)… ¿Acaso todos somos locutores-presentadores-periodistas-diseñadores-publicistas-programadores-productores-etc…?
No pretendo hacer una apología del intrusismo. Por supuesto que abogo por una excelente formación, general y en cada área, formación especializada (muy de moda hoy en día).
Tampoco voy a sacar el temita ya famoso del “carnet de Community Manager”. Pero al hilo de eso, me hago una sola pregunta. ¿Quién está legitimado para ser CM? ¿El que haya estudiado qué cosa? El CM hoy en día hace de todo (y mucho más que quieren las empresas).
Ahora mismo me siento bloguero escribiendo en esta plataforma. Podré ser malo o bueno, pero así me considero. También me siento en parte programador y diseñador (de no ser así esta web no tendría este aspecto). Además me siento un comunicador (de lo que sea, de ideas, de pensamientos, de noticias…). En un rato seré CM, tratando de difundir mi post en las Redes Sociales… ¿Y qué soy? (no se admiten chistes) ¿Qué he estudiado para hacer todo esto? ¡Qué más da! Lo estoy haciendo, obteniendo unos resultados (en algunas ocasiones mejor/peor que en otras). ¿Soy un intrusista? Tal vez tú estudiaste Publicidad y yo Historia, Filología Hispánica y/o Arte Dramático. ¿Quién es más capaz de trasmitir en una frase una idea, un sentimiento, y obtener resultados? No respondas, ya sé que dirá que tú, pero te puedo asegurar que he visto casos donde el resultado ha sido mejor al contrario.

El público, los clientes y los resultados deberán juzgar, sólo ellos.

Yo también escucho a tertulianos radiofónicos que no saben expresarse; también leo artículos con faltas de ortografía y/o gramaticales de colaboradores veraniegos; contemplo atónito diseños de webs de todo a 100 hechas por empresas que tienen una licencia Joomla y por ello se creen desing company… Por eso, repito, si admitimos a un intruso, es porque lo hace bien, porque su trabajo es excelente, igual o mejor que un “legitimizado”. También nos encontramos el caso en el que esos “legitimizados” son pésimos, inútiles, incompetentes, malos malos malos hasta decir basta. A mí también me da rabia haber estado años y años en facultades y escuelas y que vea cómo “enchufan” al hijo torpe del jefe.

En ciertas profesiones, como la nuestra, nuestro sector, hemos tenido que modificar la forma de trabajar, de aprender, y en la gran mayoría de los casos lo hemos hecho de forma autónoma y autodidacta. ¿Por eso se nos puede decir que hacemos intrusismo laboral?

Pues, dejadme que os diga, cual gurú intrusista 3.0, que vaticino una época de cambios, de trabajadores no titulados, especializados y experimentados. ¿Será eso malo? Lo dirán los resultados, los clientes, los lectores, el público y su propio trabajo.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *