fbpx

Community Manager en oferta

Community Manager en oferta

14 diciembre, 2011 Redes Sociales Trabajo 0

¿Cuánto cuestan los servicios de un CM?

Según dicen por ahí las malas lenguas (y las llamo así porque los siguientes datos no me parecen justos ni correctos), que lo que está cobrando en la actualidad un CM, social media manager o como queramos llamarlo (porque ésa es otra historia) es, más o menos, lo siguiente:

  • Plan de marketing: entre 300 y 600 euros.
  • Preparación de blog: entre 100 y 250 euros.
  • Apertura de cuentas en las redes sociales: entre 20 y 200 euros.
  • Postear: de 40 a 80 euros (300 palabras aproximadamente)
  • Postear en las redes sociales: entre 40 y 50 euros la hora. (aunque hay paquetes de 10 horas a 200 euros; 20 horas a 400 euros, etc…)
  • Informes SMO y Reputación Online: 100 euros.
  • Informes SEO del blog: entre 50 y 100 euros.

¿Son justos esos precios?

Depende. Te expondré un caso comparativo y me dices tú quién debe cobrar más. Como docente de marketing suelo contar esta historia en algunas clases:

El CM de Justin Bieber (por ejemplo, y me da igual si es él mismo o no), escribe la tontería del día. Tarda 18 segundos en hacerlo, y tardó demasiado porque pasó el corrector ortográfico para no meter la pata. El tuit es retwiteado por 125.000 followers y su cuenta tiene un ascenso de 19.000 seguidores.

Por otro lado, Fernando, el CM de Pescaderias Loli (el hijo de Loli) ha estado pensando la forma de ofertar sus productos para esta Navidad. Comparó precios de la competencia, estudió su mercado para diferenciarse, evaluó el impacto que tendría en sus followers/clientes; contó los caracteres para no pasar de 140 (incluso dejar espacio para los RT), sopesó la idea de incluir una imagen y tomó varias fotografías desde diferentes ángulos… Total, que el pobre hijo de Loli estuvo toda la noche dándole vueltas al tema. A la mañana siguiente, tras horas pensando y probando, lanzo su twit. Éste fue retwitteado por 68 personas, todo un éxito; sus followers se incrementaron en un 32% ese día. Y lo mejor de todo, la campaña tuvo un éxito ya que agotaron las existencias de marisco en apenas 2 días. La madre de Fernando, acabada la campaña, le dijo: “¿hijo, cuánto quieres cobrar por lo que has hecho?”, a lo que él respondió: “pues vistos los resultados, querida mamá, me parece justo un 15% de los beneficios”.  ¿Y la madre qué le diría? Si fuera una madre/empresa “atocinada” le mandaría a la cama castigado sin postre; pero si fuera una mamá moderna y visionaria aceptaría encantada la proposición, ya que estaría segura de que las próximas Navidades venderían el doble que este año.

docente oratoriaUn magnífico post de @CrisAlcazar titulado Social Media de todo a 100 es la que me ha hecho pensar en todo esto, y antes de morderme la lengua, he preferido plasmarlo en mi blog, donde lo escribo gratis (uno de los pocos sitios dónde lo hago así; y no es prepotencia, es simplemente mi manera de verlo, una forma de no perjudicar a los compañeros y no enturbiar más aún el mercado).

¿Cuánto puede costar la redacción de este post?

Si contamos las palabras, por ejemplo, a razón de 20 céntimos, el resultado es de ¿90 euros?

Pero antes de escribir esta entrada, se me ocurrió consultar en internet, preguntar a colegas, comparar artículos y acceder a estadísticas y estudios para ponerme al día sobre el tema. Además, me he decantado por insertar un par de imágenes, y he tenido que tirar de photoshop un ratito más para ajustarlas al blog.

¿Cómo lo medimos?

Hace años hice un curso dónde me enseñaron: Costes fijos + costes variables + margen (beneficio para el negocio) y dividirlo entre las horas trabajadas… Uf, eso me da -135 euros.

¿Cuánto vale la ilusión? Si, has leído bien. Si no soy capaz de escribir estas líneas con algo de ilusión, de corazón, de cariño… mal vamos. Y si lo consigo, repito ¿cuánto vale? ¿Cómo lo cuantificamos? Ah, que eso no cuenta; eso no es trabajo, eso no se estudió en las facultades, masters y cursos, eso es subjetivo, no se puede medir…

Ok. Entonces le quitaré la ilusión, el corazón y el cariño. Me quedo con…

Perdonadme, pero así ni puedo, ni se, ni quiero seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *